Minerales

Hierro:

La deficiencia de hierro es la deficiencia nutricional más común en el mundo, afectando en mayor o menor medida a 1200 millones de personas. La deficiencia de hierro tiene múltiples consecuencias para la salud humana, como el deterioro del desarrollo intelectual, especialmente cuando la deficiencia ocurre durante el embarazo, el período perinatal y la primera y segunda infancia.

AB-Fortis es una sal de hierro soluble microencapsulada, protegida por patente. Este sistema de microencapsulación protege al hierro con un polímero orgánico natural, que ofrece un excelente grado de protección y una liberación mínima del hierro en el medio durante el almacenamiento del producto. Esta protección conlleva una gran reducción de los efectos secundarios comunes de las sales de hierro (oscurecimiento dental, dolor abdominal, pirosis, náuseas …) y evita el sabor metálico del hierro.

La alta biodisponibilidad del hierro contenido en AB-Fortis se demostró en un ensayo clínico. Los resultados del estudio indican que AB-Fortis tiene una biodisponibilidad al menos equivalente a la del sulfato ferroso. La saturación de transferrina mostró un claro incremento en respuesta a la ingesta de ambos productos, indicando que el hierro había sido absorbido en una cantidad significativa.

El hierro está incluido en cantidad elevada en todos los productos de la línea Irongrowth en forma de AB-FORTIS

ab_fortis logo

Zinc:

Durante el embarazo y también en la infancia, el cuerpo necesita zinc para crecer y desarrollarse adecuadamente.

El cuerpo necesita zinc para producir proteínas y el ADN, y también juega un papel muy importante en el mantenimiento del sistema inmunológico.

El zinc está incluido en los productos Irongest y Ironlact

Manganeso:

El manganeso participa en el desarrollo de huesos y cartílagos, y es un cofactor para varias enzimas involucradas en el metabolismo de aminoácidos, carbohidratos y colesterol.

También juega un papel fundamental en el desarrollo del oído externo e interno del bebé.

El manganeso está incluido en el producto Irongest

Magnesio:

El magnesio es importante para la mineralización ósea, la relajación de los músculos y la neurotransmisión.

El esqueleto adulto almacena entre un 60 y un 65% del magnesio total del cuerpo. Durante la lactancia, esas reservas se movilizan para su incorporación a la leche materna.

Diferentes estudios muestran una asociación entre la ingesta de magnesio a temprana edad y un desarrollo adecuado de la masa ósea.

 El magnesio está incluido en el producto Ironlact

Yodo:

El yodo es un elemento esencial de la dieta, necesario para la síntesis de las hormonas tiroideas T3 y T4. Estas hormonas son necesarias desde el comienzo del desarrollo embrionario.

Durante el embarazo, la madre debe tomar suficiente yodo para sus propias hormonas y las del bebé. La deficiencia de yodo durante el embarazo puede provocar un daño neurológico irreversible para el feto y, desgraciadamente, sigue siendo un problema muy común hoy en día. La suplementación de yodo es una forma útil de conseguir un suministro óptimo antes y durante el embarazo con el fin de llenar los depósitos de yodo del cuerpo.

Durante la lactancia se incrementan los requerimientos de yodo de la madre. Varios estudios clínicos muestran que los niveles de yodo aumentan en la leche materna después de recibir suplementación.

Además, estudios científicos han demostrado que el yodo es necesario y juega un papel importante en el desarrollo mental y físico y en el crecimiento de los niños.

El yodo está incluido en todos los productos de la línea Irongrowth